Volvo será una marca totalmente verde para 2019

El popular fabricante de autos planea llevar toda su producción hacia autos eléctricos, lo cual se concretaría en aproximadamente dos años

Volvo será una marca totalmente verde

Volvo será una marca totalmente verde al llevar toda su línea de producción hacia la manufactura de autos completamente eléctricos para el año 2019, sin embargo, también seguirá teniendo automóviles híbridos, por lo que no abandona completamente la producción de motores de combustión interna.

No cabe duda de que los autos a gasolina tienen cada vez menos días de vida, ya que marcas como Ford y Tesla han impulsado increíblemente el sector de los autos eléctricos, los cuales son ahora mucho más eficientes y económicos que en el pasado, y con el inminente lanzamiento de la nueva línea de Tesla Motors, los autos eléctricos están por convertirse en un verdadero producto de producción y consumo masivo.

Ahora es Volvo quien ha decidido pone fecha para que todos sus autos sean eléctricos, o por lo menos híbridos, lo cual reduce considerablemente el consumo de combustibles fósiles, y por lo tanto, los gases contaminantes que este tipo de motores emiten.

Entre 2019 y 2021, Volvo planea lanzar alrededor de cinco modelos de autos completamente eléctricos, y durante el mismo periodo, sus actuales modelos que funcionan con gasolina o diesel, pasarán a tener motores híbridos, en lo que la marca calificó como “un fin histórico” al detener la producción de autos impulsados sólo por motores de combustión interna.

Junto con esta decisión, la marca lanzó el siguiente spot publicitario:

Tal como se menciona en el spot, Håkan Samuelsson, CEO de Volvo, asegura que están determinados en convertirse en el primer fabricante de autos premium en tener un portafolio completamente integrado por autos eléctricos.

Claro está que es una afirmación ambigua tomando en cuenta que Tesla se ha coronado como una de las marcas más importantes de la industria automotriz con una consciencia verde plasmada desde su génesis.

De esta manera, Volvo será una marca totalmente verde después de un proceso de transición, mientras que en el caso de Tesla, desde su primer auto su catálogo estuvo completamente compuesto por vehículos eléctricos.