Inicio Tendencias Día internacional del postre, un estudio sobre su consumo

Día internacional del postre, un estudio sobre su consumo

0

El mexicano se caracteriza por saber comer, come de todo y a toda hora. Para que una comida sea denominada como completa es necesario que se acompañe de un delicioso postre.

Existe una gran variedad de postres y la oferta es inagotable; un sinfín de sabores y texturas hacen que este alimento sea indispensable en nuestra vida diaria. Seguramente no sabías que el postre tiene su día internacional y se celebró el pasado 14 de octubre.

Kantar Worldpanel México, experto global en el comportamiento del consumidor, se suma a este festejo compartiendo algunos datos sobre el consumo dentro y fuera del hogar de estos placeres culposos.

El 94% de los hogares mexicanos compraron, el último año, un postre para consumirlo en casa, ya sea para preparar o refrigerado listo para comer. En dinero, este consumo sólo representa el 3% del gasto en alimentos. Cabe mencionar que 6 de cada 10 familias compraron ambos tipos de postres.

En el caso de los postres para preparar en casa, 8 de cada 10 familias compraron gelatina, postre que más se compra. El 91% del gasto es en gelatina y solo 9% en flanes. Los sabores más comprados son fresa, limón y uva y, por lo menos cada mes y medio se adquieren estas delicias.

Acorde con Kantar, los hogares compuestos por parejas grandes sin hijos viviendo con ellos son los más fans de estos postres. Geográficamente, el centro y occidente del país son las zonas donde se consumen anualmente 5.7 kgs de postres en polvo, 3 veces más que un hogar promedio y el lugar donde mayormente se adquiere este tipo de postre son las tiendas de autoservicio.

Según Usage Panel, el 56% de las ocasiones este tipo de postres son consumidos por mujeres y 3 de cada 10 veces son niños quienes los disfrutan. Los 2 principales momentos del día en que se tiene este tipo de postre es la comida y en la cena, aunque en el cierre del día son los postres caseros o comprados los que en más ocasiones se consumen.

De los postres listos para comer, el 72.5% de los hogares compraron estos alimentos. En el último año, por lo menos cada 2 meses se consumen 250 grs. en promedio al mes. Dentro de los postres refrigerados, el 57% corresponde a gelatinas, el 29% a flan, el 8% a natilla y el 5% a arroz con leche.

Las gelatinas son de los postres consentidos por los mexicanos, las de agua son las que más destacan, ya que representan el 52% de todos los postres refrigerados. Los sabores favoritos son fresa, limón y uva, las cuales, en conjunto, representan el 61% del consumo de este postre. Una tercera parte de estos postres la compran familias con niños menores de 5 años, es decir, en un año adquieren 3.2 kgs de estos postres.

La preferencia por tipo de postres y sabor va cambiando según la edad de los niños. En hogares con niños menores de 5 años adquieren principalmente gelatinas de agua y arroz con leche; mientras que en las familias con niños entre 6 y 12 años sobresale el consumo de natillas y flan.  De estos postres, el sabor más elegido es vainilla pero entre más pequeño es el niño, son más aventurados a probar diversos sabores.

No en todos los estados se consumen igual los postres, el gusto por la gelatina destaca en Monterrey, Guadalajara y Valle de México; el flan es el favorito en el noroeste, sureste y centro mientras que la natilla resalta en el occidente y sureste.

Asimismo, 7 de cada 10 veces que se disfruta de un postre refrigerado en casa, es por la tarde en especial como cierre de la comida. Este postre lo disfrutan por igual tanto hombres como mujeres. A diferencia de los postres en polvo, los refrigerados están más desarrollados en niveles bajos.

Sobre el consumo fuera de casa, los postres fríos envasados, es decir como las natillas, gelatinas, arroz con leche, flanes, etc. se consumen durante la mañana ya sea como desayuno o como snack de media día y es en la tiendita de la esquina donde se compran principalmente. En estos momentos del día se consumen principalmente en la calle y en la oficina.

Otro momento relevante para estos postres es entre comidas así como cierre de la comida principal del día. Cuando se come el postre antes de la comida (es decir como lunch) se compra principalmente en puestos de la calle. Para consentirse por la tarde se compran en la tiendita de la esquina o en la heladería (y no son helados).

Para terminar felices el día, también se cenan postres, en este caso se consumen principalmente en puestos de la calle, así como en cafeterías.

Los postres son los preferidos de las féminas, en 7 de cada 10 veces que se compra un postre es una mujer quien lo adquiere. En el último año, el 45% de las mujeres compraron estas delicias en la calle mientras que sólo el 29% fueron hombres. En el 59% de las ocasiones, las chicas son quienes comparten su postre, en cambio, la mitad de las veces, ellos se lo comen solos.

En resumen, Kantar Worldpanel México indica que el 63% de los postres refrigerados se consumen fuera de casa. La mayor parte de las ocasiones se compran en canales de impulso destacando la tiendita de la esquina en 4 de cada 10 ocasiones.

SIN COMENTARIOS