Los hábitos de los internautas han cambiado considerablemente

La pandemia aceleró la digitalización, pero también modificó los hábitos de consumo entre los usuarios. Hoy día, el internauta mexicano tiene en promedio 4.8 dispositivos, de los cuales usa 3.8 para conectarse a internet, según el Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos, desarrollado por Kantar y patrocinado por Televisa y Xandr.

La televisión e internet son los medios más confiables a los ojos del internauta mexicano, e incluso considera que los medios digitales le permiten tener una mayor conexión y cercanía con las marcas, al propiciar una relación estrecha con la vida cotidiana. 

Por otro lado, el internauta mexicano ve un promedio de 8 contenidos digitales diferentes, de los cuales destacan la música, los videojuegos y las noticias. Este consumo variado de contenido también se ve reflejado en los servicios que están dispuestos a contratar. 7 de cada 10 internautas del estudio declaró contar con un servicio de streaming de paga/suscripción.

Este involucramiento digital y social muestra una disposición a realizar ciertas actividades como realizar compras desde una aplicación móvil lo que representa una oportunidad para las marcas y desarrolladores.

Las redes sociales son un punto de encuentro entre los internautas y las marcas ya que además de poder estar actualizados de las novedades de estas mismas, 64% de los encuestados declaró comentar o leer comentarios de marcas en redes sociales. 

Entre las distintas actividades, 7 de cada 10 internautas habló bien de una marca, producto o servicio en línea seguido de otras actividades como leer comentarios de otros usuarios o recomendar una marca, producto o servicio.

La publicidad en internet tiene un terreno de juego de cerca del 90% de los internautas, entre quienes siempre ponen atención y los que a veces lo hacen. Los detonadores son las promociones e información interesante y atractiva. 

Esta disposición se transforma en un 70% de los internautas que está dispuesto a comprar sus productos por internet directamente del fabricante, o a través de los sitios oficiales de la marca. Sin embargo, el internauta se muestra más precavido al comparar precios.Tanto el webrooming como showroomig y Live webrooming muestran un incremento significativo contra el año anterior.

Las marcas deben estar en el lugar, con el contenido y el formato correcto para aumentar las posibilidades de interactuar de la manera indicada con los internautas y ser relevantes para ellos, advierte Pedro López, brand & media director de Insights Division de Kantar.