Inicio Mercadotecnia Estrategias Videojuegos: la clave para atraer millennials a la industria automotriz

Videojuegos: la clave para atraer millennials a la industria automotriz

Desde hace un par de años, los millennials se han posicionado como el foco primario de atención para miles de marcas alrededor del mungo, esto gracias al enorme potencial económico que representa este grupo poblacional, y un elemento que ha resultado clave en este proceso, han sido los videojuegos.

Los videojuegos se han coronado como la industria de entretenimiento más poderosa y rentable, por lo que las marcas cada vez recurren más a ellos para elaborar estrategias de contenido con el fin de atraer a los principales consumidores de los juegos de video: los millennials.

Si bien, son muchas las industrias que han utilizado el fenómeno de la gamificación en su favor, la industria automotriz en particular, ha mostrado algunos casos más peculiares.

Por ejemplo, tenemos la serie de comerciales de Toyota que se apoyaron en la fama de Street Fighter, una franquicia de videojuegos de gran éxito, para llegar al público millennial en cuestión.

En México también vemos estos esfuerzos, como en el caso de Mazda México, quien hace algunos días lanzó una breve campaña en sus redes sociales mezclando dos elementos claves para los millennials: la nostalgia y los videojuegos, dando como resultado este anuncio:

Como puede apreciarse en la siguiente gráfica, el interés en los automóviles ha ido disminuyendo de manera constante durante los últimos cinco años:

Google Trends: Interés en las búsquedas relacionadas con autos

Las marcas de automóviles tienen en contra el hecho de que cada vez hay más jóvenes interesados en medios alternativos de transporte, como la bicicleta, o en conceptos como el Car Pool, por lo que el deseo de tener un auto propio va perdiendo fuerza con el tiempo.

Por ello, las marcas de automóviles tendrán que generar estrategias y productos cada vez más novedosos si es que quieren convertir en automovilistas a los millones de jóvenes que hoy en día prefieren utilizar apps como Uber, o simplemente usar una bicicleta.