Inicio Boletín Semanal El plagio de Esquire y la evidente explotación laboral de periodistas en...

El plagio de Esquire y la evidente explotación laboral de periodistas en México

Pésimos salarios, inseguridad, violencia, falta de crédito y robo del trabajo por parte de los medios son algunos de los obstáculos que los periodistas mexicanos enfrentan

El plagio de Esquire dado a conocer en horas recientes a través de Facebook evidencia una vez más las pésimas condiciones de trabajo que imperan en México, sobre todo dentro de la industria de los medios de comunicación.

México es el país en donde más horas se trabajan dentro de los países que integran la OCDE, de acuerdo con el reporte emitido por dicha organización y citado por ADN 40 en enero de este año, y dentro de la industria de los medios de comunicación, los periodistas están expuestos a pésimas condiciones laborales, con jornadas de trabajo sin fin, falta de pago de horas extra y salarios de risa, sobre todo tomando en cuenta la importante labor que desempeñan.

Los periodistas en México ganan un promedio de $4,560 MXN mensuales, de acuerdo con un estudio elaborado por la empresa de reclutamiento y recursos humanos Indeed.

Sin embargo, el trabajo periodístico se enfrenta todavía a un obstáculo para el ejercicio digno de la profesión: la violencia.

Según cifras de Reporteros sin Fronteras, en 2017 hubo 12 casos documentados de periodistas asesinados en México, mientras que en lo que va de 2018 la cifra va en 13, de acuerdo con la misma organización.

Aún dentro de este panorama nada adelantador, los periodistas mexicanos deben enfrentar el robo de su trabajo, como ocurrió recientemente en el caso dado a conocer por dos usuarios de Facebook.

También te puede interesar: MercadoLibre entre los 10 mejores lugares para trabajar: Great Place to Work

De acuerdo con el usuario de la red social identificado como Rick RA, estuvo involucrado en un supuesto proceso de selección para integrarse al equipo de trabajo de la revista Esquire, en el cual se le solicitó presentar un texto original como parte de las pruebas necesarias para cubrir la vacante, sin embargo, no fue contratado, lo cual no evitó que Esquire utilizara el texto atribuyendo el crédito a otra persona.

Una vez dado a conocer el caso y viralizado en Facebook, otro usuario más se percató de que se había utilizado de igual manera un texto que entregó a la revista dentro de la misma dinámica de selección para una vacante por lo que también denunció su caso.

Ante esta situación, la revista Esquire informó por medio de sus redes sociales que procedería a realizar un pago a los afectados además de otorgar el crédito correspondiente, sin embargo, previo a esta situación, decenas de usuarios aseguraron que la revista eliminó y ocultó comentarios, intentando evitar así una crisis, la cual finalmente tuvo que reconocer.

El plagio de Esquire y la evidente explotación laboral de periodistas en México
El plagio de Esquire y la evidente explotación laboral de periodistas en México

Solicitar este tipo de pruebas en las que básicamente el candidato ya está realizando el trabajo que debe ser remunerado, es en mi perspectiva, un abuso.

Para comprobar la calidad o la experiencia de un candidato debería bastar con su portafolio y evidencias, por lo que ya existen suficientes vericuetos en la carrera de un periodista como para encima de todo, estar regalando su trabajo (o estar siendo víctima del robo del mismo).

Y si conocen más casos parecidos al plagio de Esquire, por favor, denuncien.