Inicio Boletín Semanal Usuarios digitales recuerdan con nostalgia su niñez

Usuarios digitales recuerdan con nostalgia su niñez

0

La añoranza, la melancolía y la nostalgia, ¿cumplen un rol biológico o de subsistencia para el ser humano? Algunos científicos sociales abogan que nuestra fascinación por el pasado recae en que recordar nos funciona como una válvula de escape. Es un proceso mental relativamente complejo que se activa en momentos de alto estrés y ansiedad; es, entonces, un regulador emocional que nos consuela ante un entorno retador y cambiante.

Si pensamos en el Día del Niño, ésta es una celebración que reúne particular interés social. Es un día en el que se festeja a la niñez: se consiente a los niños, se aboga por sus derechos, pero también se recuerda la infancia de los que ya pasamos por ahí.

La naturaleza nostálgica del Día del Niño es un tema primordial que ya permea en las conversaciones digitales. De acuerdo con la división de Insights de Kantar, los usuarios mencionan las cosas que hacían cuando eran niños, aquellas que recuerdan y que extrañan, al tiempo que manifiestan su deseo de haber aprovechado mejor esa etapa de su vida.

Aunque el Día del Niño es una celebración altamente estacional, las conversaciones digitales a su alrededor se extienden un par de semanas antes del 30 de abril. En el caso de aplicaciones como Facebook, Whatsapp o Instagram, este festejo es para los usuarios el momento ideal para postear una foto de su infancia, incluso para elegirla como imagen de perfil.

Las conversaciones que rodean al Día del Niño en Twitter, por otro lado, tienden a generar, en su mayoría, menciones positivas, donde desear un “feliz” día, “disfrutar” o “divertirse” juegan un rol protagónico en las dinámicas digitales.

Aquí la nostalgia pone el foco en “las sensaciones agradables del pasado”. En la racionalización, las personas que comparen el pasado con el presente podrían enfocarse en “las cosas que han mejorado con el tiempo”, mientras que, en un proceso nostálgico, el foco se pone en el confort que el pasado ofrecía al individuo.

No obstante, dentro de la conversación también se identifican algunas menciones de tinte negativo, las cuales usualmente están relacionadas con la crítica a figuras políticas que utilizan este día como plataforma para comunicar algún mensaje; casos inconclusos en los que niños se han visto afectados, o inconformidad sobre “el mundo que estamos dejando a los pequeños”.

Las conversaciones digitales expuestas en este sentido permiten entrever un fenómeno importante que sucede cuando se aborda el pasado desde la nostalgia, pues ésta ayuda a que el pasado se recuerde desde lo positivo obviando hasta cierto punto los beneficios que nos ha traído el avance del tiempo.

Hagamos un pequeño ejercicio. ¿En qué piensa usted, querido lector, cuando se remonta al pasado? Seguramente aquello que viene a su mente son recuerdos de su infancia. ¿Por qué será? Porque la niñez es para muchos de nosotros un “hogar”, un espacio seguro al cual volvemos en nuestra imaginación cuando necesitamos inspiración o consuelo.