Evolución del retail, experiencias compartidas y blockchain

Si en 2017 los reyes fueron el live video, el ecosistema del internet de las cosas y el vínculo entre el mundo digital y el físico, este 2018 habrá una evolución del retail, del uso de medios digitales, así como un boom del blockchain.

De acuerdo con Fernando Bermúdez Pire, director general de Carat México, “es relevante entender estas tendencias para generar estrategias e inteligencia de mercado que contribuyan a optimizar los recursos de los anunciantes y obtener mejores resultados de la inversión en medios”.

Checa cuáles son las principales tendencias que las empresas deben tener en cuenta este año:

Convergencia entre el ecommerce y retail

Los gigantes del retail adquieren pequeños jugadores del panorama en línea, mientras que los del ecommerce se atreven con tiendas físicas. Todo esto lo hacen para fusionar la experiencia de sus clientes, porque cada aspecto de la vida de los consumidores —online u offline— puede ser una oportunidad de compra o de contacto con las compañías, las cuales deben estar disponibles en cualquier formato ante ese impulso del comprador.

Programas de lealtad simples

Solo en Estados Unidos se otorgan anualmente más de 43 mil millones de dólares en puntos de fidelidad, un tercio de los cuales son canjeados. Una de las tendencias que veremos en los próximos años es la transición de los cupones o tarjetas a las apps, para hacer que los puntos sean más sencillos de cambiar. Incluso es posible que en el futuro cada marca tenga su propia criptomoneda para este propósito.

Influencia china

El mercado asiático tiene cada vez más presencia en occidente, desde compañías chinas que invierten en el continente americano hasta —y más importante— negocios occidentales que monitorean y aprenden de las estrategias innovadoras de las orientales. Esta última es la recomendación general, reconocer esas ideas y tendencias asiáticas para incorporarlas o adaptarlas al ámbito local.

Nichos

Sacar provecho de los modelos disruptivos como las plataformas digitales para rentar un auto con chofer o un departamento a mejor precio que un hotel sólo será posible si se enfoca en nichos lucrativos. Ya hay ejemplos de empresas que aplican esto, como ofrecer habitaciones de lujo, alquilar espacios para tiendas pop-up, o incluso aplicaciones de citas, pero no para personas, sino para ganaderos que ofrecen sus toros.

Voz, voz y más voz

Los asistentes inteligentes activados por voz son más comunes y precisos. Estos dispositivos y programas están cambiando la forma en que las personas plantean sus búsquedas online, por lo que las marcas deben optimizar la manera en que su nombre aparece o se adapta a las preguntas que formulan los consumidores. Pero también es importante que consideren nuevas alternativas de contenido a través de audio, es decir, deben tener una estrategia para el ámbito de la voz.

Unión de fuerzas

Mejor que copiar un modelo disruptivo, la tendencia será aliarse con ellos, expertos en su sector. Al combinar sus habilidades con la infraestructura y experiencia de las marcas tradicionales, pueden llegar mejor a los consumidores. ¿Por qué imitar algo si ya existe alguien que hace muy bien lo que necesitas? En la unión está la fuerza.

Experiencias compartidas

Se trata de incorporar a varias personas en el uso de productos. Que dos usuarios puedan hacer un live video a través de una sola transmisión o que una app permita a un grupo de amigos ver —a través de ella— el mismo show de televisión para que puedan comentar. La idea es crear oportunidades online que incrementen la experiencia colectiva para replicar en el plano digital los comportamientos del offline.

Realidad aumentada

Apps móviles que sacan provecho de la AR son muchas. Juegos para atrapar “monstruos”, ubicar avatares de los amigos, ver reseñas de locales o identificar los sitios de los crímenes más sonados son sólo ejemplos. Las marcas deben verificar cómo los consumidores hablan de ellas en estas plataformas, espacios que pueden ser clave en una estrategia de influencers.

Smart cities

Las ciudades inteligentes son la meta de una sociedad más sostenible a través del uso de la tecnología y del flujo de datos. Algo que se traduce en opciones tan simples como tener el estatus del tráfico en una app gracias los propios conductores, o en crear bancas que funcionan como puntos de carga y Wi-Fi, y que al mismo tiempo hacen mediciones ambientales y de energía. Esta es una oportunidad para las empresas de desarrollar herramientas inteligentes, lucrativas y en beneficio de la comunidad.

Blockchain

Es una tecnología —descentralizada— que utiliza cadenas de datos enlazados muy difíciles de modificar, para garantizar la fiabilidad y transparencia de transacciones. La criptomoneda Bitcoin es uno de los usos más famosos de esta técnica, aunque también se ha aplicado en las industrias de alimentos, viajes y notarial. Las marcas necesitan entender qué es blockchain para pensar en formas en que ésta puede resolver problemas actuales.