Las solicitudes de crédito automotriz online en el mercado mexicano aún son incipientes. En un estudio realizado por FICO, compañía pionera en el uso de la analítica predictiva, se reveló que tan solo el 4 por ciento de los mexicanos realizan sus solicitudes de crédito automotriz a través de Internet.

Esta cifra es muy similar a las reportadas por países como Canadá y Nueva Zelanda (4%), y los Estados Unidos (5%); frente al 10 por ciento reportado a nivel global. Sin embargo, este método digital tiene un gran potencial al mostrar la intención del 29 por ciento de estos encuestados a realizar una solicitud online en su próxima compra, mientras que a nivel global esta intención es del 33 por ciento.

La investigación analizó cómo los consumidores consideran el aspecto financiero en la compra de vehículos nuevos y usados, y cómo el ecosistema de proveedores (bancos, proveedores de financiamiento, cooperativas de crédito, concesionarios y nuevas empresas) cumple actualmente las expectativas del cliente.

Los consumidores aprecian la inmediatez en su proceso de préstamo. De hecho, el 92 por ciento de los mexicanos encuestados aceptaría, o al menos consideraría, una oferta instantánea de préstamo para financiar un vehículo si eso significara que puedan evitar tratar con un banco o realizar trámites adicionales.

A nivel mundial, el 54 por ciento de los consumidores debe esperar 30 minutos o más para completar la transacción del préstamo, desde llenar la solicitud hasta recibir una oferta y obtener el préstamo. En México, este porcentaje es más alto: 65 por ciento, siendo el país donde más tiempo se invierte en este sentido. Por el contrario, el Reino Unido tiene el porcentaje más alto de consumidores que esperan menos de 30 minutos para esta acción, con un 63 por ciento.

De acuerdo con Alexandre Graff, gerente general para FICO en América Latina y Caribe, la adopción de experiencias digitales en materia de financiamiento automotriz aún es muy incipiente en México, la región y todo el mundo; no obstante, los consumidores están cada vez más dispuestos a aceptarlas siempre que se les brinde transparencia, personalización y ahorro de tiempo.