6 tendencias para entender el mercado global

Para Oliver Pacht, Managing Director, Kantar, Consulting Division Mexico & CAM, la saliencia de una marca, producto o servicio no es suficiente en la actualidad para lograr el crecimiento esperado, ya que ahora más que nunca se observa que la diferenciación es clave en plena fragmentación de mercados, segmentos y canales.

«El mayor desafío para las compañías y que se irá acrecentando a futuro será precisamente tomar decisiones mejor informadas, que ofrezcan el balance adecuado entre construcción de equity y retorno en forma de mayores ingresos, mayor capacidad de premiumness y mayor potencial de recurrencia de compra», dijo.

En este escenario, estas son las principales tendencias destacadas en el estudio BrandZ Global Top 100 para entender de mejor manera el mercado global actual:

El lujo es la categoría de más rápido crecimiento (+29%), seguida de Retail (+25%), impulsada por las preferencias de los consumidores de las Generaciones Y y Z hacia los canales digitales.

Dominan las categorías de tecnología, finanzas y retail, que representan más de dos tercios del valor total de las marcas.

Nueve marcas recién llegadas aparecen en el Top 100, predominantemente impulsado por marcas de tecnología de China y USA, con modelos de negocio disruptivos como Dell Technologies, Xbox, Haier, Meituan y Xiaomi

Las marcas asiáticas aumentan su presencia con 15 marcas chinas, tres indias y una indonesia que se ubican entre un total de 23 de la región, entre ellas LIC y Tata Consultancy Services.

Marcas sustentables: los propietarios de marcas están demostrando la importancia de mejorar y reforzar las percepciones de los consumidores de que son «responsables» a través de iniciativas sociales, ambientales y corporativas.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos afectó el crecimiento del ranking Top 100, que desaceleró a +7% en los últimos 12 meses. La confianza de los consumidores se vio afectada cuando los aranceles comerciales perjudicaron a varias categorías de marcas, siendo automóviles, logística y bancos los que más sufrieron.