¿Qué están haciendo las marcas para luchar contra la pobreza alimentaria?

0

Datos oficiales indican que en México el 46.2% vive en condiciones de pobreza. Este porcentaje equivale a 55.3 millones de personas, de las cuales el 20.6% se encuentra en pobreza extrema.

En el 2013, y como parte de un plan de acción del gobierno de Enrique Peña Nieto, arrancó la famosa Cruzada Contra el Hambre, una iniciativa, cuyo objetivo era garantizar a toda persona a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. No obstante, las cifras denotan el poco atino de esta faena política.

En todo caso vale la pena destacar otras acciones que nacieron bajo el sello de la iniciativa privada y que han tenido más impacto en la sociedad. Una de ellas es la campaña “El Sabor de Ayudar” de Carl’s Jr. El objetivo de la marca fue apoyar al Banco de Alimentos a través de la venta de un combo especial en 193 restaurantes de la cadena. Al final se donaron 3,001,987.00 millones de pesos al BAMX, que alcanzaron para 353,174 raciones de alimentos destinados a personas en carencia alimentaria.

Otro ejemplo es el Premio Héroes contra el hambre que otorga el Programa Mundial de Alimentos (WFP). Este año, Mastercard fue galardonada en el Foro Económico Mundial de Davos, por sus aportes para lograr un mundo con Cero Hambre.

Una de las acciones más significativas que ha puesto en marcha esta marca es el uso de la tecnología como respuesta a la crisis de refugiados en Siria.

Bajo una asociación global, Mastercard ofreció el conocimiento técnico que le ha permitido al WFP llevar los pagos electrónicos  a 2.2 millones de refugiados sirios en el Líbano y Jordania. Ellos pueden acceder a alimentos localmente a través de tarjetas prepagadas que también pueden redimirse contra una lista de artículos en tiendas locales participantes.

Con la creación de una plataforma de donativos que integra las donaciones caritativas a la vida diaria, Mastercard y sus socios bancarios han ayudado a recaudar fondos  para ofrecer más de 17 millones de desayunos escolares a niños y niñas vulnerables alrededor del mundo.

Actualmente, la marca se ubica en el séptimo lugar en la lista “Change the World” (Cambiar al mundo) de Fortune, debido a la asistencia humanitaria que ofrece a los refugiados y a otras poblaciones vulnerables.