Inicio Boletín Semanal Retos para captar y retener talento de alto potencial en 2018

Retos para captar y retener talento de alto potencial en 2018

Actualmente las empresas atraviesan un momento complicado debido a la baja captación y retención de talentos dentro de sus planillas de trabajo. Sin duda, este tema se ha convertido en uno de los retos más grandes para los directivos que no solo pretenden mantener a un empleado por tratar de llenar alguna vacante.

Los empleadores han querido revertir esta situación, saben que 2018 viene con más fuerza en temas de transformación tecnológica, lo que podría significar que obtengan mejores resultados con ventajas competitivas o que definitivamente tengan un declive.

La mayoría de las empresas se han comprometido a trabajar fuerte para encontrar y mantener los mejores talentos entre sus filas, además de tomar en cuenta otras vertientes para que exista una correcta administración y gestión de sus talentos.

De acuerdo con un estudio del portal de empleos Bumeran.com, el 2018 representará un año de mayor apertura tecnológica dentro de las empresas, lo que hará que cada vez más empleadores se apeguen a los cambios que les permita acercarse y adaptarse al mundo digital, enfocando sus esfuerzos al área estratégica y comercial principalmente. Por otro lado, señala que las personas buscan empresas que les permita tener un desarrollo profesional tangible que les permita ofrecer mejores resultados.

Definitivamente la prioridad deberá centrarse en captar y desarrollar personal capaz de liderar los retos de  innovación y transformación que tanto demandan al mercado. ¿Cuáles serán los retos? Bumeran responde:

Implementar nuevos procesos de selección

La contratación de un candidato requiere mucho más que ofrecer una retribución económica. No es necesario realizar varios formularios, que no solo quitarán tiempo durante el proceso de selección, se debe empezar por ver si el candidato es capaz de dar soluciones, ofrecer oportunidades de crecimiento, desarrollar y potencializar su compromiso con los objetivos de la empresa. Crear programas de talento es una idea que cada vez es más recurrente entre las empleadoras.

Liderar la era digital

Ya lo han dicho las grandes empresas dedicadas al marketing digital: los próximos 5 años la transformación digital impactará significativamente la estructura de muchas organizaciones. Las empresas, sea cual sea el sector, querrán seguir destacando de manera que, deberán apostar a la innovación, a nuevas estrategias y modelos de negocio, lanzamiento de nuevos productos, apoyándose con nuevas herramientas tecnología que no solo les permita incrementar la eficiencia en los procesos y operaciones, además, que mejore la experiencia del usuario en su viaje de compra de algún producto o servicio.

Facilitar el crecimiento profesional

Las oportunidades de desarrollo es uno de los principales factores que permite a las empresas retener a sus empleados e integrarlos al esquema de trabajo. En ocasiones, los empleadores ven como reflejo de un crecimiento profesional un aumento de sueldo u otras prestaciones. Sin embargo, para muchos profesionales, ha resultado más importante avanzar en sus carreras profesionales.

Nuevos modelos de gestión

Desde este momento muchas empresas se empiezan a replantear la manera en que trabajarán para los siguientes años, sobre todo, porque saben que el manejo del personal no es el mismo que el de hace una década o cinco años atrás.

Los empleadores entienden que deben entrar a una nueva reconfiguración de contratación, captación y gestión de talento. Deberán buscar que sus colaboradores tengan la capacidad de trabajar en proyectos que den rendimientos a la empresa. De esta manera se permite que el empleado también gestione sus tiempos, priorizar actividades y dar los resultados necesarios.

Estudios han demostrado que las nuevas generaciones, en especial los llamados millennials, ya no trabajan en grandes empresas debido a los horarios inflexibles, a la alta burocracia que se impone en muchas organizaciones tanto públicas como privadas. Para ellos es tan importante el proceso y el resultado para cumplir un objetivo.

Las empresas que dominan el mundo son aquellas que sin mirar atrás se adecúan a los cambios, son innovadoras, ofrecen soluciones y satisfacen a sus clientes. Saben dónde encontrarlos, entienden su comportamiento y les ofrecen lo que necesitan. Bien dice la frase “renovarse o morir”.