Peña y Videgaray se hunden en crisis de imagen tras filtración desde EU

DAVOS/SWITZERLAND, 25JAN13 - Luis Videgaray Caso, Secretary of Finance and Public Credit of Mexico during the session 'Emerging Economies at a Crossroads' at the Annual Meeting 2013 of the World Economic Forum in Davos, Switzerland, January 25, 2013.Copyright by World Economic Forumswiss-image.ch/Photo Remy Steinegger

Filtraciones originadas en Estados Unidos afirman que el canciller Luis Videgaray dedicó alrededor de nueve horas en modificar el discurso de Donald Trump respecto al decreto que emitió el pasado mes de enero en el cual se oficializa la construcción del polémico muro entre México y Estados Unidos, esto con el fin de amortiguar la vertiginosa caída de Peña Nieto en los índices de popularidad.

El reporte que fue difundido por CBS ha generado un gran impacto mediático y ha pasado a empeorar la ya muy deteriorada imagen de Enrique Peña Nieto y de Luis Videgaray, quien de manera reciente viera desplomarse su branding personal al difundirse la noticia de su ingerencia en la visita de Trump a México el año pasado, y posteriormente debido a sus declaraciones donde afirmaba que llegó a la cancillería “para aprender”, pues no tiene ningún tipo de experiencia en temas diplomáticos.

Durante una reunion celebrada el 25 de enero, Videgaray leyó el discurso que Trump daría tras firmar el decreto de la construcción del muro, esto gracias a la intervención de Jared Kushner, uno de los principales responsables de la relación bilateral entre México y Estados Unidos, y quien habría incitado a Videgaray a modificar el documento para minimizar el impacto negativo sobre la imagen de Peña Nieto.

De acuerdo con La Jornada, tras enterarse de las modificaciones realizadas a su discurso: “Trump levantó sus brazos con enojo, preguntando por qué tendría que dar lectura a la nueva versión. Pero al final, con Videgaray presente, Kushner lo convenció a hacer los cambios.”

Sin embargo, frente al escándalo, Videgaray ha negado tales hechos desde su cuenta de Twitter:

Tal parece que Peña Nieto y Luis Videgaray mantendrán la tendencia a la baja en sus niveles de popularidad y en su branding personal, y sólo un milagro podría reivindicarlos ante la opinión pública.