Inicio Tendencias Eres de los que cree ser un buen líder, ¿qué salario emocional...

Eres de los que cree ser un buen líder, ¿qué salario emocional le das a tu equipo?

0

El liderazgo se ha convertido en la zanahoria perseguida por el conejo. Hoy día, los empresarios admiten, en teoría, que ser líder es mejor que ser jefe. Sin embargo, en la práctica fungen como uno de los detonantes que hacen que una empresa esté de cabeza, y en ocasiones termine siendo una especie de regimiento.

¿Por qué pasa esto? En la mayoría de los casos es porque los trabajadores no reciben un salario emocional.

En entrevista exclusiva, Javier Villa, cofundador de Gross Happiness México, dijo que en México el concepto de salario emocional no está asimilado por las empresas, y por ello, terminan dando prestaciones que, aunque parecen muy buenas, no hacen felices a los trabajadores.

Muchas veces las empresas dan incentivos como bonos de productividad, regalos, pases para el cine, etcétera, pero no se han dado cuenta que estos son estímulos que se olvidan a los 15 días. En cuestión de psicología, el nivel de bienestar de una persona funciona de otra manera. Del 50% de carga genética, sólo el 10% compete a estos alicientes, y después de un corto periodo de tiempo el estado de ánimo vuelve a la normalidad”, explicó.

De acuerdo con Villa, el cambio en el modus operandi de las compañías, llámense agencias, startups, corporativos o PyMES, está en apostar por el salario emocional, ya que esto mejora el clima laboral, hay una reducción importante de estrés, se fortalece el sentido de pertenencia y una disminución de los comentarios negativos hacia la empresa.

“Si tú tienes esta prestación emocional, verás que tu equipo estará mucho más unido y con un trabajo mucho más integrado”, agregó el vocero.

El salario emocional tiene que ver con una prestación que se da a los empleados y que no es de una forma económica. Son prestaciones que le ayuden al trabajador a mejorar su calidad de vida, esto incluye, trabajo inhouse, horarios flexibles, día de cumpleaños, y en general un equilibrio perfecto entre su vida laboral y personal. Cada empresa define de cierta manera el salario emocional, pero eso sí, esta prestación implica un trabajo constante con cada persona que forma parte del equipo.

Hay estudios que indican que un trabajador feliz incrementa un 88% la productividad, porque está más motivado, desarrolla mejor su talento y se adapta mejor a los cambios. Además, es menos propenso a equivocarse.

“La felicidad es tan subjetiva que el individuo también tiene que trabajar en su bienestar todos los días. El clima laboral es uno de los factores más importantes que hay: 8 de cada 10 trabajadores son infelices en su trabajo, 25% son infelices debido al clima laboral y otro 24% porque el jefe no es un líder”, advirtió Villa.

Tristemente, en México y en Latinoamérica no conocen mucho este concepto y todavía no hay una cultura de una prestación de esta índole. No obstante, para cambiar el abandono empresarial, y la forma en como nos manejamos en el ambiente laboral es crucial ver este tipo de prestaciones como básicas e imprescindibles.

“Todos los días hay que hacer una de las cosas que traen bienestar, hacerlo por el simple placer que eso conlleva”, concluyó el fundador de Gross Happiness.