Inicio Boletín Semanal De la finca a la taza

De la finca a la taza

México es uno de los principales productores de café de calidad, con el 3.29% de la producción a nivel mundial; cada paso en el proceso de producción, requiere educación y dedicación de cada uno de los involucrados.

En las fincas que ostentan el sello Rainforest Alliance Certified, el café crece en armonía con la naturaleza: los suelos están saludables, las quebradas y ríos están protegidos, los desechos se han reducido o están siendo reciclados, la vida silvestre prospera y el hábitat de las aves migratorias crece sano.

Además, las comunidades agrícolas han aprendido la importancia de proteger sus recursos naturales y han adquirido las herramientas y los recursos para lograrlo.

Por medio del Sello Rainforest Alliance Certified se garantiza la protección a la biodiversidad, así como medios de vida y condiciones laborales dignas para los trabajadores, educación para sus hijos, salarios justos, equidad de género y acceso a la salud en las comunidades agrícolas.

En días recientes, Rainforest Alliance certificó a Krispy Kreme y dio a conocer los alcances y objetivos que dicha certificación aporta al café de la marca, tales como: contribuir a mejorar la calidad de vida de caficultores de fincas en Chiapas y Veracruz.

El café certificado Krispy Kreme está hecho con la mezcla de dos especies de café de fincas de Chiapas y Veracruz: el robusta de sabor áspero y amargo, con alta concentración en cafeína, hasta el doble que un arábica y proveniente de un árbol resistente a diferentes climas. Y el arábica, con matices de aroma y sabor muy variados, suave al paladar y cuenta, en muchas ocasiones, con un toque de acidez que complementa de manera ideal las características organolépticas del café.

En la actualidad, México es el 11° productor mundial de café y la superficie con cafetales es de 730 mil hectáreas, (hasta 2017). Los cafeticultores del país obtienen 4 mil 524 millones de pesos por su producción.