“Cuando exhibes tu necesidad de venta degradas tu marca”, EBC

0

Ahora que pasaron las elecciones presidenciales en México, las empresas insertas en la industria publicitaria esperan no sólo la liberación de espacios en diferentes plataformas, sino el regreso de la inversión por parte de los clientes. Sobre todo, tomando en cuenta que la publicidad ya no es cosa de un solo medio.

De acuerdo con Verónica Hernández, miembro del Consejo Directivo de la AMAP y Co-CEO de Ogilvy México y Miami, hoy día la industria de la comunicación impulsa la economía y los mercados, mientras crea valor para la sociedad y las personas. Sin embargo, con una inversión total de 180 mil millones de pesos representa el 0.92% del PIB y genera 11.37 pesos al consumo privado por cada peso invertido.

Sergio López, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad (AMAP), asegura que estos números son muy bajos, pues en otros países la aportación promedio que hace la publicidad es del 2.2%. También advierte que esta industria en México debe enfrentar diferentes desafíos para incrementar su contribución en la economía nacional.

“Antes la publicidad se enfocaba al producto, éste era el centro de la comunicación. Hoy, necesitamos expertos que se centren en el consumidor. Hay que formar otras habilidades en los chicos”, comentó.

Al respecto, Juan Manuel Ramírez, Director de la Escuela de Graduados de la EBC, dice que la Academia tiene que estar actualizándose día con día, y entender que el valor de la comunicación y de la publicidad es una inversión, no un gasto.

“Lo que hagamos en medios tradicionales, se conjunta con los digitales, con relaciones públicas, entre otras disciplinas. Actualmente, quien quiere dedicarse a la publicidad debe conocer la multidisciplinariedad de los medios y por supuesto, los objetivos estratégicos de negocio que generen la rentabilidad y el Retorno de Inversión (ROI), por ejemplo, a una agencia”, expresó.

En palabras de Ramírez, lo que la sociedad actual está buscando es marcas que hagan latir el corazón y no sólo que vendan. “En el momento en que una empresa exhibe su necesidad de venta degrada su marca”. El futuro de la industria publicitaria depende en gran medida de quién es la mente creativa, pero también de nuevas recetas donde el consumidor sea la cereza del pastel.

¿Cómo hacerlo?

Uno de los caminos está en el Big Data, y en el análisis estratégico de la información recopilada. Otro, es saber que la publicidad también es de errores y aciertos, “equivoquémonos para corregir en el camino, para aprender cómo no hacer las cosas”, dice el presidente de la AMAP.

Y por último es que haya más gente preparada para solucionar creativamente problemas del consumidor. En consecuencia, se dará un paso adelante en este mundo donde ha habido un desgaste financiero para la industria porque las marcas están pagando menos.

El sector publicitario debe convertir el pensamiento para que las empresas inviertan y no gasten. Pensar en nuevos modelos de compensación que se traduzcan en resultados. “Cuando habla el corazón, profundiza en la emoción, pero también en la razón”, concluye el presidente de la AMAP.

Recientemente, la EBC y la Asociación firmaron un convenio de colaboración académica, que permite en primera instancia, la actualización y fortalecimiento de las licenciaturas en Mercadotecnia y Administración de Negocios de Comunicación y Entretenimiento (LANCE) de la institución educativa, contribuyendo así al desarrollo de talento requerido por empresas de comunicación, relaciones públicas, marcas, medios, agencias de producción, servicios y marketing.